La Seca

La enfermedad conocida como LA SECA derivada de un hongo que produce la pérdida progresiva de las hojas en la familia de los QUERCUS (encinas y alcornoques).

Causas de la seca de la encina y alcornoque

Es un tipo de enfermedad que también afecta a los robles y que se ha venido extendiendo progresivamente desde el norte de Europa hacia el sur produciendo una gran mortandad de ejemplares.

Entre los síntomas más característicos de este enfermedad tenemos el amarillamiento y posterior amarronamiento y caída de las hojas.

Así como la aparición chancros y de grietas alargadas y circulares en la corteza de las ramas, o la aparición de números chupones.

Las ramas afectadas se van acortando a medida que se secan.

Debajo de las heridas se puede apreciar que la madera interna presenta una coloración negruzca, síntoma de la muerte de los tejidos, lo que se conoce como chancros carbonosos.

En un primer momento, el amarilleamiento de las hojas produce síntomas parecidos a los que origina la podredumbre radical.

Cuando la enfermedad esta muy avanzada, puede terminar por matar el árbol en muy pocas semanas o producir su seca y debilitamiento en un periodo prolongado de tiempo.

Los árboles debilitados son atacados por numerosos insectos que se alimentan de madera.

Entre los que se encuentran principalmente los del género Cerambyx (Cerambyx welensii, Cerambyx cerdo) y Prinobius (Prinobius germari).

La infección se suele producir a través de las heridas producidas por accidentes o podas mal realizadas y, sobre todo con la utilización de herramientas infectadas con la poda de otros árboles enfermos.

También puede darse a través de los propios poros de la planta, cuando las esporas del hongo son depositadas por la lluvia o por insectos.

Entre las causas que han producido esta enfermedad se encuentran las siguientes:

  • Cambios climáticos producidos en los últimas décadas (aumento de periodos prolongados de sequías, momentáneas inundaciones, etc.)
  • Contaminación atmosférica.
  • Uso excesivo de insecticidas
  • Abandono o las malas prácticas de cultivo (envejecimiento de los árboles, pastoreo excesivo, dejadez en la poda o abandono de la quema de las ramas infectadas, etc.)

Todos estos factores han podido influir en la virulencia de este hongo que ha estado presente desde siempre, pero que en los últimos años ha despertado para infligir daños enormes en España y Portugal.

Prevención y tratamiento ECOLÓGICO de la enfermedad conocida como LA SECA

Llámenos y le informaremos